Academia de mujeres “Şehid Jiyan”

En Makhmur, a parte de la academia mixta, existe la Academia para mujeres, nombrada en honor a la mártir Jiyan.

La mártir Jiyan fue una guerrillera asesinada durante una manifestación contra los embargos que ha sufrido el campo de refugiados de Makhmur.

Esta Academia funciona de manera similar a la Academia mixta, pero está enfocada a enseñar y ayudar a las mujeres a enfrentarse y solucionar los problemas que viven en su día a día. Enseñan tanto a jóvenes como a adultas una serie de conocimientos globales de ecología, kurmanci(lengua kurda), ideología, autodefensa y jineology, de lo que hablaremos más adelante.

Se conforma como un lugar seguro y autónomo para que las mujeres puedan expresarse y desarrollarse libremente sin la influencia y coacción de los hombres, donde se desarrollan herramientas para combatir las opresiones de género y donde crece el movimiento de liberación de la mujer. En Makhmur existen distintos espacios de este tipo: la asamblea de mujeres, la casa de acogida de mujeres (donde socializan las mujeres que están de paso por el campo), la asociación de mujeres, la academia de jóvenes (donde hacen formaciones en autodefensa), cooperativas…

Una comisión elige las asignaturas y los programas, que se adaptan a los intereses y los horarios de las alumnas. Cuando se necesitan expertas en algún tema concreto se hacen cursos conjuntos con otras academias, tanto de Makhmur como de fuera.

También adaptan los cursos a las mujeres que por tener que mantener una familia no pueden acudir a las clases y organizan clases particulares en sus casas. De esta manera han conseguido enseñar a leer y escribir en kurmanci a mujeres mayores que hasta el momento no habían tenido oportunidad de aprender.

Todas las profesoras en esta academia son voluntarias y están en continua formación ya que, al igual que en la academia mixta, se considera el aprendizaje como algo constante y la enseñanza algo dinámico de lo que también se aprende.

En el movimiento kurdo se ha desarrollado lo que denominan Jineology, que significa ciencia de la mujer. De ello nos habla Filîz Budak, representante del comité de Jineology de la asamblea general de Makhmur, que nos cuenta cómo se unen mujer y naturaleza, como sujetos maltratados por el capitalismo. La Jineology une por tanto ecologismo, feminismo y democracia: todos ellos deben desarrollarse a la par ya que están interrelacionados, no puede haber revolución social sin liberación de la mujer, ni liberación de la mujer sin respeto por la naturaleza. Es por esto que el movimiento kurdo siempre quiere vivir en la naturaleza y en el caso de Makhmur han convertido un pedazo del desierto iraquí en una zona verde sembrada de árboles y plantas.

Esta forma de construir diferentes instituciones del movimiento kurdo en función de las distintas capas e intereses de la sociedad es lo que permite el desarrollo de su proyecto político confederalista. Al final existe una sociedad viva y fuerte en constante aprendizaje y formación, que generación tras generación incrementa su capacidad de autogobierno y conocimiento. Así, una academia, una cooperativa, una asociación de mujeres o una casa de la juventud no son entidades aisladas que desarrollan actividades de forma inconexa. Todo ello forma parte de la sociedad orgánica que se desarrolla, se interconectan y forman una red interdependiente que construye sujetos capaces de desarrollar una democracia radical y de base.

Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *