La Brigada 19 de Julio finaliza su estancia en Kurdistán

La Brigada 19 de Julio ya ha finalizado su estancia en Kurdistán. Durante estas cortas pero intensas semanas de estancia se han desarrollado con gran éxito las motivaciones iniciales que dieron pie a esta brigada solidaria.

Quienes hemos integrado este proyecto hemos convivido y aprendido de uno de los mayores movimientos democráticos y revolucionarios del mundo. Como hemos dejado escrito en diferentes artículos, Makhmur no es un mero campo de refugiados, si no un pueblo que construye un modo de vida cuyo objetivo es alcanzar una sociedad justa, igualitaria y democrática donde pueda llevarse a cabo una vida en libertad y en armonía con la naturaleza. Un pueblo que no es entendible sin la lucha kurda en Turquía, Siria o Irán.

En Makhmur hemos conocido el funcionamiento de la Municipalidad, los intentos de desarrollo de la Economía Cooperativa, la red de Academias de formación, el Movimiento de Mujeres y el de Juventud o la impresionante historia de las habitantes de Makhmur, quienes a mediados de los 90 huyeron de la represión turca para empezar un camino sin destino fijo enfrentándose a todo tipo de dificultades.

También hemos tenido la ocasión de conocer a representantes de las diversas organizaciones democráticas y confederalistas kurdas. Hemos compartido conversaciones con la KNK (Congreso Nacional Kurdo) que acababan de tener un Congreso de Unidad Nacional en la ciudad de Suleymaniyah, con las representantes de Rojava en el KRG pudimos discutir acerca de la situación actual de Rojava y su futuro inmediato, con una delegación del PYD (Partido de la Unión Democrática en Rojava) hablamos acerca de la gestación del movimiento kurdo en Siria y su irrupción en las “primaveras árabes”, con las representantes del Movimiento de Mujeres de Rojava en el KRG tuvimos una conversación muy interesante acerca de Jineology y de la situación de las mujeres en Oriente Medio.

De todo esto, poco a poco, iremos sacando materiales en forma de entrevistas por escrito y en vídeo. Todo ello nos ha permitido conocer las interioridades de un movimiento que sorprende al mundo entero, pero sobretodo nos ha hecho poner en valor la importancia de generar organización, pues un pueblo consciente y organizado es el mayor enemigo de los Estados y el Capitalismo. Así mismo, la importancia que da el movimiento democrático kurdo a la cuestión del Paradigma, una cuestión que va más allá de la ideología y responde a las preguntas de cómo queremos vivir, qué vida queremos tener, que mundo aspiramos a construir y el reflejo de todo ello en la realidad.

Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *